logo principal
noticia - Red Nacional de Orquestas y Coros Infantiles y Juveniles de Panamá, un semillero de músicos que sigue floreciendo

Red Nacional de Orquestas y Coros Infantiles y Juveniles de Panamá, un semillero de músicos que sigue floreciendo

Alrededor de 200 niños, niñas y jóvenes seleccionados mediante audición participaron del 16 al 23 de septiembre en un taller de Dirección Coral, Técnica Vocal y Práctica Orquestal como parte de las jornadas de formación de la Red Nacional de Orquestas y Coros Infantiles y Juveniles de Panamá. Un concierto abierto a todo público se celebró el sábado 23 de septiembre como cierre.

(Panamá, 23 de septiembre de 2017). Ya son aproximadamente 1,200 niños, niñas y jóvenes a nivel nacional que forman parte de la Red Nacional de Orquestas y Coros Infantiles y Juveniles de Panamá, una iniciativa que nació en julio de 2016 y que crece rápidamente gracias al esfuerzo conjunto de diversas instituciones nacionales e internacionales, que comprenden la importancia de la música como herramienta de desarrollo integral para el rescate social a través de la metodología “aprender tocando”.

El proyecto es orquestado por el Instituto Nacional de Cultura y el PNUD en alianza estratégica con CAF –banco de desarrollo de América Latina- y su programa “Música para Crecer”. Como novedad, el taller contó con el aporte formativo del Programa Iberorquestas Juveniles (de la Secretaría General Iberoamericana), en el que convergieron destacados músicos de Costa Rica (5), México (4), Venezuela (3) y Panamá. Entre ellos, Edgar Calderón, Luis David Aguilar y Ronal Duque, miembros del Sistema de Orquestas de Venezuela, invitados a Panamá como parte del aporte de CAF a la iniciativa.

“Para éste taller la dinámica de participación fue un poco distinta a las anteriores, se abrieron audiciones a todos los miembros de la Red y se concedieron cupos a los niños, niñas y jóvenes que alcanzaron el mejor desempeño. El objetivo es el de incentivar una sana competencia que los invite a esforzarse la más posible para lograr su participación, tal como se maneja en cualquier profesión y que de hecho, en el campo musical es muy característico”, comentó Dino Nugent, director de la Red Nacional de Orquestas y Coros Infantiles y Juveniles de Panamá del INAC.

La sinergia entre niños y adolescentes, tocando en dúos el violín, la viola o instrumentos de percusión, por mencionar algunos, son sorprendentes, y es que la Red de Orquestas busca aprovechar al máximo el talento particular de cada uno de sus miembros sin distinción de edad, incentivando un mejor nivel musical que les permita comunicarse en armonía a través del lenguaje de la música con el resto de sus compañeros de escena.

Por su parte, Luis David Aguilar, violista y maestro de la Fundación Musical Simón Bolívar, mejor conocido como El Sistema de  Orquestas de Venezuela, comentó sobre su experiencia en Panamá, “Hemos visto un avance impresionante en estos chicos, con cualquier indicación que les damos, estudian e inmediatamente al día siguiente llegan con esas herramientas ya dominadas y vienen pidiendo más. Estoy seguro que tanto el taller como el concierto de cierre tendrán un impacto tremendamente positivo para los chicos, los músicos y la sociedad panameña en general, ya que tendrán la oportunidad de ver que hay talento y que es una realidad. Nosotros como parte de El Sistema vemos la formación musical como un pilar de desarrollo de ciudadanos integrales, buscamos promover además de ideas musicales, valores, el respeto, trabajo en equipo, la responsabilidad y la cooperación, todo forma parte de estos talleres”.

Los chicos trabajan todo el año y cada tres meses ensayan un nuevo repertorio en las distintas orquestas y corales a las que pertenecen en sus regiones originarias; periódicamente son invitados a pulir sus conocimientos de la mano de destacados músicos internacionales. Además de las inducciones que reciben los chicos, los talleres cuentan con participación activa de personal de base en Panamá, quienes reciben técnicas de actualización bajo un sistema de transferencia de conocimiento facilitando una metodología de “formación de formadores”.

“Nos complace poder apoyar al Instituto Nacional de Cultura y a Panamá a través del Programa Música para Crecer, este es el tercer taller durante el 2017 en el que hemos colaborado con magníficos profesionales de la Red de Orquestas de Venezuela. Sin duda, una extensión con resultados tangibles de nuestra visión regional de desarrollo humano a través de la música”, afirmó Silvia Oteyza, directora de Sostenibilidad Social de CAF.

El concierto de cierre gratuito ofrecido por 200 músicos y cantantes entre 8 y 20 años se realizó el sábado 23 de septiembre a las 4:00 p.m. en Albrook Mall, Pasillo del Delfin, espacio que sirvió de hogar para la interpretación de temas clásicos como la Carmina Burana de Carl Orff, pasillos panameños, entre otras piezas.

“Este proyecto está alineado con el Objetivo de Desarrollo Sostenible 16, orientado a promover sociedades pacíficas e inclusivas, pues incluye a niños, niñas y jóvenes en una cultura de paz necesaria para garantizar el desarrollo humano sostenible en Panamá. De ahí que sea tan importante para nuestra organización” destacó Fernando Hiraldo, Representante Residente Adjunto del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en Panamá. “Y en este sentido, apoyos como el de Banesco resultan clave para dar continuidad a la iniciativa y son muestra de la valiosa apuesta por cumplir con la Agenda de Desarrollo 2030 desde todos los sectores, y en beneficio de todas las personas” añadió Hiraldo.

Este esfuerzo público – privado se lleva a cabo gracias al trabajo conjunto del Instituto Nacional de Cultura (INAC), Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), CAF -banco de desarrollo de América Latina, Programa Iberorquestas Juveniles (de la Secretaría General Iberoamericana), Escuela Dr. Belisario Porras (MEDUCA), Gimnasio Heliodoro Patiño (Municipio de Panamá) y la Sociedad Italiana de Beneficencia.

“Música para Crecer” de CAF nace en el año 2000 como parte de su compromiso social con los ciudadanos de América Latina. A la fecha cuenta con una participación de más de 63.000 niños y jóvenes y más de 2.500 maestros formados en Argentina, Brasil, Bolivia, Colombia, Ecuador, Panamá, Paraguay, Perú y Uruguay. El programa busca fomentar la práctica musical en niños y jóvenes como alternativa al uso del tiempo libre, buscando crear entornos positivos para su desarrollo psico-social en comunidades vulnerables. En Panamá, CAF colabora con la Red Nacional de Orquestas y Coros Infantiles y Juveniles del lNAC desde sus inicios, facilitando conocimiento a unos 1,200 niños, jóvenes y profesores de todo el país.